Bodega

La uva Syrah

syrahUn perito agrícola y enólogo presentó un estudio a Jesús Ramírez, con las posibilidades de plantación de distintas variedades de viña, que se podrían cultivar con éxito y calidad en dicho lugar. Por la gran calidad que posee para la obtención de vinos tintos con mucho cuerpo, Bodega La Hijuela se decantó finalmente por la variedad Syrah.

Delicada, exquisita, con personalidad, la uva Syrah es una variedad de vid (Vitis vinifera) tinta. Con esta variedad se puede crear un vino monovarietal que, genéricamente también suele llamado también syrah.

El origen de esta cepa está rodeado de controversias y dudas. Una de las tesis es que proviene de la ciudad persa de Shiraz, desde donde bien los fenicios o siglos después los cruzados, la habrían llevado a la Galia. Según otros estudiosos la uva Syrah, viene de Siracusa, en Sicilia.

Tiene una importante implantación en el centro y sur de Francia, lo que ha dado lugar a que se considere que puede ser originaria del Ródano, región donde se elaboran vinos monovarietales con esta uva, en particular los de Hermitage. Esta variedad se llevó al Nuevo Mundo del vino: Australia (allí llamada Shiraz), Chile y California, también se destacan plantaciones en Argentina, en la provincia de Mendoza y en la provincia de San Juan.

Su racimo es de tamaño mediano, forma cilíndrica y compacto. Las bayas son de tamaño pequeño, forma ovoide y color azulado. La piel es medianamente espesa. El monovarietal de Syrah es un vino amable y sabroso, de aroma profundo a frutas silvestres y a violetas. El color es intenso, profundo. En boca suelen ser vinos robustos, estructurados.

Es ideal para compartirlo en reuniones combinado con quesos maduros y cecinas fuertes, también es excelente acompañante para pastas con salsas rojas y carnes generalmente condimentadas como a la cacerola, asadas o guisadas. El cordero también es una buena razón para destapar un vino Syrah, así como las carnes de cerdo.