Denominación de origen

La valoración de los vinos

A la vista del informe relativo al cumplimiento de la normativa y de los resultados del control analítico y sensorial de las muestras, el ICCA acuerda por resolución la calificación de cada partida. Contra los acuerdos y resoluciones del ICCA, puede interponerse recurso ordinario ante el órgano de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno de Canarias que corresponda, en virtud de las normas de distribución de competencias que sean de aplicación.

El ICCA realizaría entonces los controles que considere pertinentes y en el caso de constatar alguna alteración en las características de los vinos en detrimento de la calidad o que en su elaboración o crianza se incumplan los preceptos señalados en la legislación vigente, adoptaría las medidas oportunas para que dichos vinos sean no aptos para ser amparados.

La puntuación que una comisión de cata del Comité de Calificación dará a una partida de vino será la mediana de las puntuaciones individuales de los catadores.  Una partida de vino será apta, cuando la puntuación del comité de cata sea igual o inferior a 52 puntos, entendiendo por ello que dicho vino reúne las condiciones necesarias para ser amparado por la Denominación de Origen “Tacoronte-Acentejo”.