Denominación de origen

El análisis organoléptico

Cada muestra objeto de cata es controlada sensorialmente por el Comité de cata del Consejo Regulador, formado por expertos procedentes de los diferentes sectores. Los miembros catadores de cada sector están designados por el Consejo Regulador, siempre que a juicio de éste reúnan el requisito de experiencia probada en la materia. El Comité de Cata realiza el análisis organoléptico de las muestras e informará si el vino es apto o no para ser reconocido como vino con derecho a la Denominación de Origen “Tacoronte-Acentejo”.

El control organoléptico se refiere principalmente al color, limpidez, olor, sabor y calidad del vino, teniendo en cuenta el momento del proceso productivo en que se encuentra la muestra. El Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA) nombra un Comité de Apelación, que resuelve las posibles reclamaciones que presenten las bodegas interesadas ante el veredicto del Comité de Calificación. Dicho Comité de Apelación está formado por técnicos de reconocido prestigio, designados por el ICCA, quienes actúan en sesiones de tres catadores.